INNOVACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DEL TURISMO

El turismo no solo ha experimentado un fuerte crecimiento durante la última década, sino que también es uno de los sectores que ha demostrado ser más resistente frente a diversas interrupciones y crisis. Una vez más, el espíritu empresarial y la transformación digital son aliados clave para enfrentar los desafíos de la crisis del coronavirus. De hecho, los desafíos actuales se parecen a los desafíos pasados ​​que enfrentó el sector, pero se aceleraron exponencialmente.

A principios de año, solíamos hablar sobre el futuro de los trabajos. Cuatro meses después, el mundo se ha vuelto 100% digital y la conversación se ha vuelto hacia el futuro de los viajes. Todos somos conscientes del impacto de COVID-19 en el turismo, pero también sabemos que el sector tiene un historial comprobado de resiliencia. Después del SARS en 2003 y la crisis financiera de 2009, la industria del turismo vio una década completa de crecimiento continuo . Esta vez, esperamos que sea una vez más un motor de recuperación, con el apoyo de los ecosistemas de innovación global .

Las nuevas empresas permiten a la sociedad beneficiarse de los nuevos avances en un tiempo más corto. Conectar sus proyectos con capital de riesgo garantiza su implementación. Este flujo de conocimiento e inversiones es un paradigma novedoso para introducir de vanguardia en los planes de recuperación turística para países y corporaciones por igual.

El Tursimo, el sector más humano

INNOVACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DEL TURISMO

Con 1500M de turistas, el turismo es el más humano de todas las industrias. También es uno de los sectores que genera más empleos, con mujeres, jóvenes, pymes y microempresas que desempeñan papeles clave. El turismo también ha demostrado su capacidad para hacer frente a los cambios climáticos. En particular, el sector respondió al advenimiento de Internet desarrollando pautas para la transformación digital que facilitaron su crecimiento exponencial . El auge de las puntocom de la década de 1990 rompió las cadenas de valor tradicionales, eliminando a los intermediarios y haciendo que los hoteles, las aerolíneas y los paquetes de viaje sean más accesibles para los consumidores.

Otra gran interrupción fue provocada por las agencias de viajes en línea (OTA, por sus siglas en inglés), que han logrado integrar masivamente paquetes turísticos, alterando las prácticas existentes del sector y liderando el camino hacia la transformación digital. La tercera interrupción ocurrió alrededor de 2010, cuando la innovación exponencial en ciertas compañías aceleró en gran medida la tasa de crecimiento . Al aprovechar la economía compartida, compañías como Airbnb y Uber han podido ofrecer opciones mucho más asequibles y personalizadas, obligando a las empresas del sector privado a trabajar con nuevas empresas para generar una industria turística más eficiente a través de la innovación abierta.

Las nuevas empresas permiten a la sociedad beneficiarse de los nuevos avances en un tiempo más corto; conectar sus proyectos con capital de riesgo garantiza su implementación.

Un sector optimista

INNOVACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DEL TURISMO

Pero incluso en medio de la crisis actual, hay oportunidades que se pueden encontrar. A medida que el mundo ha pasado a un entorno 100% digital, los desafíos existentes solo se han acelerado exponencialmente.

El primero de estos desafíos es el «sobreturismo», el hacinamiento de los destinos turísticos populares. Esta tendencia ha llevado a los países de turismo pesado como España, Italia y los Países Bajos a trabajar hacia una forma de turismo más responsable que genere un mayor valor agregado y sea menos invasivo de la vida cotidiana de los ciudadanos.

Más desafíos para el turismo

El segundo desafío es la creación de empleo. Las calificaciones y los perfiles, particularmente aquellos en la base de la pirámide, se están elevando a través de la capacitación. La ciberseguridad, big data, análisis, marketing digital y ciencia de datos no eran tradicionalmente los conjuntos de habilidades más buscados, pero hoy en día tienen una gran demanda. 

El tercer gran desafío es la innovación abierta , un área en la cual las startups, corporaciones y gobiernos deben trabajar juntos para encontrar soluciones. Países como Estados Unidos, Israel, China, España y Francia ya están avanzando en esta área creando ecosistemas de innovación global . Un ejemplo es el acuerdo entre Emirates, la Autoridad de Turismo de Dubai y un desarrollador de pruebas rápidas COVID-19 para colaborar en soluciones muy necesarias en esta área.

Para un sector que se ha visto obligado a reinventarse y desarrollar protocolos uniformes de seguridad y salud pública, recuperar la confianza puede ser el mayor desafío que le espera.

Turismo más sostenible, accesible e inclusivo

A medida que los desafíos que enfrenta el sector turístico se han acelerado exponencialmente, la OMT ha asumido un papel de liderazgo en la búsqueda de un turismo más sostenible, accesible e inclusivo. Antes de COVID-19, el sector ya estaba enfocado en desarrollar nuevas experiencias, nuevas historias y especialmente nuevas propuestas de turismo en territorios rurales. El nuevo coronavirus solo ha acelerado este desafío. Apropiadamente, la OMT declaró que 2020 es el Año del Turismo y el Desarrollo Rural.

Realmente creemos que acelerar nuevas empresas mejorará los procesos y conducirá a nuevas formas de impactar positivamente en la cadena de valor del sector. Crear destinos inteligentes es clave para el desarrollo a corto y largo plazo. Tomar decisiones basadas en datos y usar inteligencia artificial , blockchain, Internet de las cosas, realidad aumentada y geolocalización permitirá a los viajeros recuperar su confianza en los viajes, con la seguridad de que la reapertura de fronteras y negocios se basa en criterios técnicos.

Que dice la Organización Mundial de Turismo

En este sentido, la OMT ha lanzado el Desafío de soluciones curativas para el turismo, una convocatoria mundial para proyectos altamente innovadores destinados a garantizar estándares de higiene óptimos, consolidar la comunidad empresarial y fortalecer los destinos para la llegada de viajeros.

Deberíamos aprovechar este momento para seguir innovando en productos turísticos con una segmentación más profunda. Es hora de fortalecer el turismo ecológico y de la naturaleza, incluidos nichos como la observación de aves y el disfrute de atracciones de otros sectores como la agricultura, por ejemplo, el diseño de productos en torno a vinos o cafetales.

En la misma línea, la promoción turística debería ser inteligente. Los esfuerzos de comercialización deben estar dirigidos a motivar a las personas a viajar después de la crisis y comunicar las medidas de seguridad que se ofrecerán tan pronto como se abran los destinos.

Para un sector que se ha visto obligado a reinventarse y desarrollar protocolos uniformes de seguridad y salud pública, recuperar la confianza puede ser el mayor desafío que le espera. Estamos seguros de que la industria del turismo logrará renovarse, con la innovación y la tecnología que siguen desempeñando un papel central en estos esfuerzos. El apoyo a nuevas empresas del sector turístico es clave para contribuir a todo el espectro de sectores económicos que se benefician del turismo

Abrir chat
1
Hola :) en que te podemos ayudar hoy